9 mar. 2008

Nuevos retos


"En el mundo actual con sus características (globalización, avances técnicos), la cultura digital forma parte de nuestra CULTURA. Afecta a cualquier persona de cualquier país. No podemos dejar de lado sus características. No podemos dejar de adentrarnos en ella ni por decisión personal ni a causa de la brecha digital. Es fundamental conocer cuáles son sus particularidades, cómo nos puede afectar para desarrollar su uso de cara a la participación de los ciudadanos en la sociedad que le ha tocado vivir. La alfabetización digital no es sólo la práctica, con mayor o menor acierto, de la tecnología; implica el conocimiento y análisis crítico de sus estructuras. La alfabetización digital supone una evolución de los alfabetismos, no distinto al dominio de la lectura o escritura o el alfabetismo audiovisual, sino una continuación de todos ellos, asumiendo la complejidad de sus lenguajes como integración de todos los precedentes. Para ser un ciudadano crítico, con capacidad de actuar en la sociedad ejerciendo su derecho a la libertad de expresión y participación democrática, es necesario que sepa leer y escribir, decodificar y codificar, interpretar y expresar, en todos los lenguajes y en todos los soportes desde la autonomía crítica. La escuela de hoy debe ampliar sus miras con el fin de dotar a los alumnos del dominio de nuevas herramientas, necesarias para ejercer su función de ciudadanos con sentido crítico, introduciendo en las aulas métodos de aprendizaje que impliquen un papel activo en la búsqueda, selección, elaboración y presentación de la información, en definitiva, para responder a nuevas necesidades."




Si bien es cierto que la revolución de la información ha llegado, también destacar que esta llegando una época en la que la capacidad de relación de nuestros adolescentes esta muy mermada, sin duda alguna por el avance de la tecnología que cada vez crea más novedades dedicadas al individuo.Olvidando el principio fundamental de la biología en la que se afirma que el ser humano es social por naturaleza, es decir que necesita la presencia de otros seres de su especie para relacionarse, observar y adaptar conductas, reproducirse... Por todo ello, no me parece bien que se frivolice con la necesidad de adaptar al individuo tan rápido a la tecnología, o incluso creyendo que en muchos casos por el simple hecho de que el profesor imparta la clase con un ordenador los contenidos van a ser mejor entendidos. Por el contrario, los alumnos tienen una idea de tecnología aplicada a la diversión, al ocio...El verdadero cambio debe darse tanto en los métodos como en los contenidos ya que sino la labor educativa quedará coja.
La sociedad del futuro no necesita niños "frikis" que sólo sepan relacionarse o trabajar en torno a las nuevas tecnologías sino que como en todos los aspectos de la vida es necesario un equilibrio entre ambas partes para su correcto desarrollo.